"En una línea el mundo se une, con una línea el mundo se divide, dibujar es hermoso y tremendo." Eduardo Chillida

19 de febrero de 2012

POSTALES DESDE LA INOPIA IX

11 comentarios:

  1. Tú tienes un libro de donde sacas todas estas expresiones, ¿no?, y luego las boceteas, ¿no? O quizá es que eres así de ingenioso.

    Tus postales en la inopia son una ejemplo de ingenio, no sólo por la aplicación de la idea sino por la idea en sí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy viajero frecuente por la Inopia (tengo doble nacionalidad) y como bocetólogo un anotador compulsivo. Los que nos rodean aterrizan a menudo delante nuestro de regreso de estos lugares y me fascina la luz que traen en los ojos. Luego hay que buscar el modo de llegar a ellos, algunos tan poco ortodoxos como La Parra, que es un paraje completamente coloquial y muy reciente. Los "Viajadémicos" no lo reconocen en sus mapas RAE, la exploradora Moliner tampoco y fíjate si es interesante que no sólo hay que saber ESTAR en La Parra, sino que además exige SUBIRSE ;-)

      Eliminar
  2. Jajajaja....a Tere le va a encantar. Ahora mismo se lo paso. La verdad es que me satisface ver que la juventud también hace algunos viajes a la Inopia....ahora mi hija me dice que "me empano". ¿Será bueno...?. Yo me lo tomo en positivo....y me entreno los domingos...Buena semana..!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empanado... si,me suena... creo que está al Este ;-)
      ¡Buena semana!

      Eliminar
  3. La Parra de Cencibel, de Bobal o de Garnacha, que más da!!!!
    Subirse es necesario, poder oler desde esa altura, disfruten de las vistas.....y en estas fechas llamar a gritos al Rey de cepas!!! Rey de reyes de majuelos interminables!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que no sólo desayuno en la parra sino que vivo permanenetmente en ella, pero no por ello dejo de ver a todo aquello que me inspira...

    ResponderEliminar
  5. Pues las parristas, los parreños, las parranderas, los parrabundos y en general todos los parrandenses son siempre bien recibidos en esta Sociedad Bocetológica. Aportan nuevas y bien distintas perspectivas.

    ResponderEliminar