"En una línea el mundo se une, con una línea el mundo se divide, dibujar es hermoso y tremendo." Eduardo Chillida

7 de mayo de 2012

Cadáveres exquisitos



Los surrealistas se entregaron a un juego que acabó llamándose el cadáver exquisito y que consistía en desarrollar una creación colectiva de palabras o dibujos haciendo circular en un grupo una hoja de papel plegada.

Con cada turno, los participantes agregaban una línea de texto o una parte del dibujo sin tener acceso a las líneas anteriores, ocultas por el plegado.


Hoy lo surrealista es intentar entretener a tres niños durante una sobremesa de adultos sin más tecnología que un pequeño cuaderno y un rotulador, pero vale la pena...


... Se juega, se crea, se ríe con ellos y uno comprueba que están ¡EXQUISITAMENTE VIVOS!

 
















 Por Andrés, Martín, Carlos García y Urumo.

6 comentarios:

  1. La tecnología está bien, como todo, en su justa medida pero el ingenio todo lo puede.
    No sé con cuál de los dos dibujos me quedo: el Batman con chaqueta o el muelle-piernas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo Caraguevo. El único inconveniente es que el entretenimiento tecnológico está marcando un ritmo, un tempo o un pulso a la actividad de nuestros niños que es dificilísimo de igualar en cualquier otro ámbito. Aún reíamos con muelle-piernas cuando empezaron el Batman... y son la selección de cinco cadáveres exquisitos en...¿veinte minutos? Uffff...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que todo es proponérselo. Los niños de hoy no saben lo que se pierden (fuera del mundo tecnológico) hasta que alguien se lo muestra.

    El problema es que no hay casi nadie que se lo muestre... Se tiene a los niños muy calladitos enchufados a la play.

    Genial los dibujos y la experiencia seguro que también.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me has enseñado a insertar referencias en los comentarios, ahora puedo recordar a quien mejor expresa la necesidad de PROPONER, MOSTRAR y DESENCHUFAR y lo que esto implica: Michael Ende nos lo dijo así.
      Gracias por venir S. Cid.

      Eliminar
  4. Qué bien te salen las referencias ;-)

    Lo de los príncipes y las ranas desgraciadamente les suena a chino a nuestros niños de hoy. Una compañera nos contó que uno de su tutoría que estaba enganchadísimo a la Play le contó que uno de los momentos del día que más le gustaba era cuando salía al jardín a contemplar el atardecer con su Play. Ante nuestra perplejidad, mi compi continuó: "Y eso no es todo, luego ha añadido que lo que más siente es no poder llevarla a cenar".

    ¿Increíble? Pero cierto. Lo prometo.

    Si es que...

    ResponderEliminar
  5. No se refería a la Play, quiso llevarse a cenar aquel atardecer para presentárselo oficialmente a sus padres, que no tienen idea de su existencia...

    Increíble, sí.

    ResponderEliminar