"En una línea el mundo se une, con una línea el mundo se divide, dibujar es hermoso y tremendo." Eduardo Chillida

3 de junio de 2012

ALMANAQUIEN. 2 de Wenceslao de 2012


No es que Xan de Malvís viese en tal detalle un
complemento romántico de la hosca umbría;
más bien apreció la inexistencia del bandido
como una vacante que podía ser cubierta.
Y se adjudicó la plaza.



“El bosque animado” 
Inicio del capítulo El alma en pena de Fiz Cotovelo,
de Wenceslao Fernández Flórez.
Y ni siquiera ha aparecido Fiz...¡No os lo podéis perder!

4 comentarios:

  1. Oh, el estupendo Fiz, ¡menudo personaje! Es verdad que no hay que perdérselo, es la esencia del alma en pena, que no fantasma...

    La plaza de bandolero era perfecta para Xan de Malvís... Si hasta ya tenía un apodo acorde con el trabajo...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, alma en toda su pena, y conste que la arquera es experta en fantasmas por cátedra clásica de británica tradición ;-)
      Ya somos dos invitándoos a entrar en el Bosque de Wenceslao.

      Muchas gracias por venir Alawen.

      Eliminar
  2. ¿Una gallina costó alguna vez 2 pesetas?

    ¡Qué mono el jabatillo! Porque es un jabatillo..., ¿no?

    En el ínterín, continuaremos aguardando la anunciada llegada de Fiz. ¿Cómo nos lo vamos a perder?

    ;-)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    ¿Fue una vez la peseta? ¡Ay!... Conocí en aquel tiempo una hermosa palabra para llamar al más pequeño de entre los jabatos: se le decía el "guarín".
    (Fiz, espera ahora, que disfrute este interín ;-)

    ResponderEliminar