"En una línea el mundo se une, con una línea el mundo se divide, dibujar es hermoso y tremendo." Eduardo Chillida

17 de noviembre de 2012

Islas inópicas


“La fábula del Rey de Irlanda, que logró que Dios le regalase una isla es conocida. El Rey tenía siete hijas, pero no tenía más que seis ciudades, con lo cual una de sus hijas, la hija menor, se quedaría sin dote. El Rey le pidió a su niña que se metiese a monja, pero ella, como la niña del romance nuestro, se quería casar:
                               
Yo me quería casar
con un mocito barbero,
y mis padres me querían
monjita en un monasterio…

El Rey lloraba, y un día en que estaba más triste que de costumbre, su ángel de la guarda le puso una mano en el hombro derecho, y le habló. Le dijo que estaba seguro de que si el Rey inventaba un nombre para una isla, y a Dios le parecía que el tal nombre era hermoso, que pondría una isla en el mar que se llamase así, y que la podía dar de dote a la hija más pequeña, tan insistente en casar. El Rey lo pensó durante un año, y al final dio con un nombre,  Tirnagoescha, es decir, Tierra de los Pájaros Sonrientes. A Dios le pareció muy bien, y un día de abril apareció esa isla en las costas de Irlanda, en sus bosques volando pájaros que sabían sonreír.”


Fragmento del artículo “Fabricantes de islas” 
para El Faro de Vigo de Álvaro Cunqueiro.



6 comentarios:

  1. Me gusta ver a los pájaros sonreír... y cómo hacen huecos en la arena con sus cuerpecitos... es percioso!!!

    ResponderEliminar
  2. Ay chico, que me dejas en ascuas...pero la princesa ¿encontró al barbero casadero, o decidió que mejor sola en isla propia que mal acompañada con bienes gananciales?
    En cualquier caso ¿se admiten visitas en Tirnagoescha? ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Lo encontró tanto que tuvieron seis niñas y un varón!
    El barbero tiene plaza con cartel en la calle de Jilgueros y escuela de peinaplumas en el cobertizo viejo los miércoles por la tarde.
    Hay ferrys a Tirnagoescha desde Galway y Coruña pero sólo en Beltane y Os Maios y el día 9, desde hace diez años, BirdLife International organiza una regata de avistamiento y concurso fotográfico en torno a la isla. Karumina estuvo allí ;-)

    ResponderEliminar
  4. Una cosa: ¿Por qué no me he enterado yo por los mapas de la existencia y enclave de esta Pequeña Ciudad? ni más ni menos que ¡Illa Cunqueiro!. Si es que me distraigo en Mantelaria y no llego...

    Nunca es tarde, si la receta de Cunqueiro es buena.

    ResponderEliminar
  5. Ven e verás como soñan na mar
    os laranxos e as illas, si a sirea cantar.
    Alba é, vai liero!

    Un pedacito de la "Cantiga nova que se chama riveira" (1933)para celebrar tu paso.

    ResponderEliminar